Tener paciencia ¿y eso cómo se hace?

Habrás oído más de una vez que los negocios, las relaciones y el desarrollo personal necesitan PACIENCIA. Qué palabra tan mágica en un mundo de prisas: paciencia. Ser pacientes. No apurarse. Saber esperar. Sembrar una semilla y no esperar recompensas hasta pasado un tiempo. Hay muchas definiciones de paciencia, pero en este artículo voy a hablar

Para cambiar de verdad hay que ir a la raíz: la forma de ver el mundo

Muchas veces intentamos cambiar una forma de pensar, o un comportamiento destructivo, y nos encontramos como con un muro invisible que impide nuestros progresos.   Es decir, nos proponemos hacer algún cambio (por ejemplo en la manera de emplear el tiempo, la forma de hablarnos, la forma de hablar con nuestra pareja, etc.) pero no somos

Cómo ayudar a alguien desde el respeto

La semana pasada hablábamos del peligro (y la soberbia implícita) de entrometernos en los asuntos de los demás, pero a muchas personas les surgía una duda: ¿Esto significa que no puedo ayudar a nadie? Por supuesto que no. Hay maneras respetuosas de apoyar que respetan los límites de las personas. Y es perfectamente posible ayudar

Cómo ocuparte de tus asuntos y dejar de inmiscuirte en la vida de los demás

Preocuparse por los asuntos de los demás, incluso inmiscuirse en ellos, es la típica acción rodeada de buenas intenciones que esconde motivos y consecuencias discutibles.   Según la sabiduría popular: “el camino del infierno está empedrado de buenas intenciones” y en este caso la frase cobra todo el sentido porque en nombre de una supuesta “preocupación por los

¿Cambias de opinión constantemente y no te centras? Aquí algunas soluciones

Este artículo inaugura una nueva sección en el blog que voy a titular “Respondiendo a inquietudes de mis lectores”. Así que antes de pasar al tema por qué cambiamos constantemente de opinión, lo que nos impide tomar decisiones, quiero hablar sobre el motivo de esta nueva sección.   A lo largo de más de dos años que

Cómo eliminar las 4 excusas más frecuentes

Hay muchas razones por las que no conseguimos esos objetivos que escribimos a principios de año, pero de todas ellas, hay cuatro típicas que podemos considerar excusas. Estas son: No tengo tiempo No tengo dinero No puedo No sé cómo hacerlo Cuando digo “excusas” no quiero utilizar un tono agresivo ni peyorativo (como es común en muchos artículos

Cinco propósitos para 2017 que merecen la pena

Un nuevo año nos deslumbra con sus promesas doradas… Es el momento de escribir los propósitos para los próximos 12 meses (sabiendo que cumpliremos como mucho la mitad, esa es una tendencia mundial, no te preocupes) o bien decidir activamente no tener ningún objetivo concreto y dejarnos llevar por la dirección del viento. (Hay veces en