La gran diferencia entre QUERER algo y ESTAR DISPUESTO

Hace unas semanas leía un artículo del simpático Ramit Sethi que lanzaba la siguiente pregunta: ¿Por qué todos decimos que queremos un negocio online (o cualquier otra cosa) e incluso nos pasamos horas leyendo a gente como Seth Godin y otros blogs de motivación y después… ni siquiera empezamos? Tiene razón Ramit, una cosa es querer o desear algo…

Deja de mirar al otro, juega tus cartas

A veces perdemos tanto el tiempo mirando la jugada de nuestro oponente, sufriendo porque tiene casi una escalera, porque atesora más fichas de nosotros, porque todas las cartas le salen buenas, que nos olvidamos de nuestro propio juego. A veces pasamos tanto tiempo envidiando, comparándonos y haciendo juicios sobre lo injusto de nuestras circunstancias (en

Cómo dejar de odiar los lunes

Es domingo y un escalofrío de malestar te recorre el cuerpo. Piensas: “oh dios, no, mañana es lunes, otra vez…” Que esto ocurra una semana no tiene la menor importancia. Es normal que después de unas largas vacaciones volver a la rutina del trabajo o de las tareas domésticas dé un poco de pereza. El problema

Las dos formas de sufrir y cuál tienes que evitar a toda costa

En principio, a nadie nos gusta sufrir. Si nos dan a elegir entre placer y dolor, elegiríamos sin duda el placer. Y si tuviéramos una varita mágica que nos evitara los disgustos de la vida, más de uno la utilizaríamos. No obstante, la gran mayoría de nosotros hemos madurado y hemos tomado las mejores decisiones después de