Cómo ocuparte de tus asuntos y dejar de inmiscuirte en la vida de los demás

Preocuparse por los asuntos de los demás, incluso inmiscuirse en ellos, es la típica acción rodeada de buenas intenciones que esconde motivos y consecuencias discutibles.   Según la sabiduría popular: “el camino del infierno está empedrado de buenas intenciones” y en este caso la frase cobra todo el sentido porque en nombre de una supuesta “preocupación por los

Cómo dar y recibir buenos consejos

Últimamente estoy en alerta con el tema de los consejos. Sí, incluidos los que yo pueda verter sin darme cuenta en mis propios espacios (la página de Facebook, el blog, conversaciones varias…) Me sorprende la manía que tenemos las personas de buscar respuestas vitales preguntando a otros que igual ni nos conocen. No paramos de pedir