Vídeo Vídeo: Cómo planificar el verano que quieres, mereces y necesitas

 

En este vídeo te propongo un ejercicio práctico (sencillo pero muy potente) para identificar que es ESO EN CONCRETO que este verano quieres y necesitas hacer.

 

Te resumo aquí los pasos:

1º Pon un título a tu verano

 

Ya que eres el director, productor, guionista y actor de tu propia película (tu vida, suena curioso visto así, ¿verdad?), párate a pensar: ¿cómo quieres titular a estos meses que se avecinan? ¿Qué frase resumiría tus intenciones? Atrévete y elige un título impactante y fresco. En el vídeo te doy algunas sugerencias, por si no sabes qué poner.

 

2º Haz una lista de deseos

 

¿Qué te encantaría conseguir este verano? ¿Qué te mueres de ganas de hacer? ¿Qué sientes que necesitas ahora más que nunca? No te cortes y haz una lista con todos los deseos, pequeños o grandiosos, que vengan a tu mente. Permítete el placer de desear sin límites y contactar con eso que te atrae, aunque no sepas muy bien por qué. Estos deseos pueden ser de todo tipo: cosas materiales que te gustaría tener, experiencias, viajes, sentimientos, actitudes, avanzar o finalizar proyectos, etc.

 

3º De todos esos deseos, elige 5

 

Elige los cinco que te parezcan claramente los más importantes o que, por lo que sea, te motiven más. Una vez que los hayas seleccionados, vamos a convertirlos en propósitos. Para que un deseo se convierta en un propósito real para este verano tienes que:

  • Hacer que dependa enteramente de ti, y no de otras personas o de la suerte (en el vídeo te pongo algunos ejemplos)
  • Hacer que sea realista y que sea realizable en los próximos meses (esto quizás implique modificar el deseo o ver qué valores tiene detrás, y de qué otro modo podrías conseguir estos valores)
  • Relacionarlo con el título que escribiste en el paso 1

 

4º De estos cinco propósitos quédate con uno

 

Esto no implica que vayas a abandonar los otros, sino que va a haber uno en el que te vas a enfocar y vas a tenerlo presente todos los días. No deberíamos subestimar el poder que tiene concentrar gran parte de la energía en UNA sola cosa. ¿Cuál de estas cosas cambiaría tu verano?

 

5º El siguiente paso lógico es: ¿y qué vas a hacer para acercarte a este propósito?

 

Porque está claro que nuestra vida no cambia con los buenos pensamientos e intenciones sino con la práctica diaria. ¿Cómo puedes convertir este objetivo en realidad? ¿Por dónde puedes empezar, aunque sea un comienzo pequeñito? Puedes leer este artículo y este otro para inspirarte.

 

6º Visualizando lo que quieres

 

Y para terminar, detente unos segundos e imagina cómo será tu vida si ese propósito se convierte en una realidad este verano. ¿Qué sientes? ¿Te sube una oleada de calor interno sólo con pensarlo? ¿Te emocionas? ¿Te sientes tranquilo y confiado porque intuyes que eso es lo que necesitas? Si la respuesta de al menos una de estas preguntas es SÍ, enhorabuena, has identificado correctamente tu deseo, puedes pasar a la acción. Si por lo que sea no sientes esta emoción, entonces cambia de propósito, porque te faltará motivación e impulso para llevarlo a cabo. Elige otro de los cinco o incluso otro de tu lista. Lo importante es que ese deseo, objetivo o propósito sea verdaderamente lo que tú quieres hacer, no lo que deberías hacer o lo que se supone que “está bien”.

 

¡Y ya está! Con estos sencillos seis pasos lograrás planificar el verano y además :

  1. Pasar un buen rato contigo mismo
  2. Conectar con lo que quieres de verdad e identificar tus propósitos principales
  3. Empezar a desarrollar el gusanillo de la motivación y la emoción para hacer de tu objetivo una realidad

 

¿Qué te ha parecido? ¿Lo hiciste? ¡Me encantará leer tus comentarios sobre este vídeo!

 

Música – Atribución: “Life of Riley” Kevin MacLeod (incompetech.com)
Licensed under Creative Commons: By Attribution 3.0
http://creativecommons.org/licenses/by/3.0/

Imágenes – Todas de unsplash.com,