¿Quieres saber por qué no puedes evitar el compararte con los demás y aprender a mejorar tu confianza?

Te dejo esta entrevista para el programa Gananci Friday, donde hablamos de la envidia que podemos sentir hacia vidas ajenas, el sentimiento de inferioridad, la autoestima,  el papel que las redes sociales juegan en todo esto y qué pasos recomiendo para recuperar tu confianza.

¡Aquí la tienes!

 

Puntos clave de la entrevista.

1. Sobre mí y cómo surge mi trabajo

Al inicio del programa Xavi Villanueva, el conductor de la entrevista, me pregunta sobre mi trayectoria (por si no lo sabes, yo estudié algo muy diferente al coaching y a la psicología a mis 18 años -Ciencias Ambientales- y trabajé unos años como profesora y unas cuantas cosas más).

Si te interesa saber de dónde vengo y cómo encontré mi vocación, además de algunos consejos si tú también estás en un camino de reinvención profesional, puedes chequear este post –>Mi trayectoria personal-profesional: Sobre autoconocimiento y alinearse con lo que somos.

 

2. Compararte con otros profesionales que tienen más éxito que tú, ¿es inevitable?

No lo voy a desmentir: al inicio, cuando empecé con este blog y con mi boletín de los sábados que en principio contaba con 20 suscriptores, no podía evitar compararme con otros coaches y emprendedores.

A veces esta comparación era dolorosa, y yo pensaba que nunca llegaría ahí, que qué me faltaba a mí, qué era eso que ellos tenían y yo no… Entraba en un círculo bastante desagradable que no me aportaba nada, de ahí que tuviera bastante cuidado de detectar cuándo estaba en una de estas trampas para salir de ahí.

Otras veces esta comparación funcionaba como un estímulo, me ayudaba el saber que había personas que habían conseguido hacer lo que yo quería y agradecía los consejos que compartían por Internet. Así podemos enfocar también la envidia: puedes utilizar la vida de los demás como referencia e inspiración, para darte cuenta de lo que quieres y, a partir de ahí, esforzarte para conseguirlo.

Mi consejo en este punto es que sepas distinguir cuándo el compararte con los demás te está influyendo de una manera y cuándo de otra.

Si es el primer caso, y te sientes dolorido, triste o rabioso ante el éxito ajeno (qué le vamos a hacer, estas cosas pasan) es importante que aprendas a cortar ese bucle mental negativo en el que te estás introduciendo. Y si para cortar esta envidia tienes que estar un tiempo alejado de las redes sociales, de ciertas personas o tienes que dejar de seguir a personajes influyentes pero cuyas vidas te provocan un sentimiento de inferioridad, ¡hazlo sin ninguna culpa!

 

3. Sobre el origen de este comportamiento de compararte con los demás

Para mí hay una cosa clarísima, cristalina: compararnos con otros es un comportamiento APRENDIDO, no innato.

Aprendido en la infancia, por supuesto. Los primeros que nos comparan con nuestros hermanitos, nuestros primos, en un supuesto intento para que nos portemos bien y hagamos lo que ellos dicen son nuestros padres.

A veces esta comparación es explícita (del tipo: ¿ves tu hermana? ¡ella sí es buena y estudiosa, aprende de ella!) y otras veces implícita, nuestra madre suspira por lo dificultoso de nuestra actitud y expresa -de forma verbal o sin palabras- que le gustaría tener un hijo/a que fuera “de otra manera”.

Ahí está el germen de la comparación, en creer que no somos suficientes y que, para contentar a papá y mamá (o a otras personas) y ganarnos su mirada de orgullo deberíamos ser OTROS.

 

Luego este comportamiento de compararnos es perpetuado a través de otros estratos fuera de la familia. Los profesores resaltan al mejor alumno y opinan abiertamente, ante el resto de chavales: “Mirad todos, deberíais ser como él”.

Los premios, los concursos, las carreras, todo ello va dirigido a glorificar al mejor, al que llega primero.

En las entrevistas de trabajo también competimos con otras personas, así que compararnos con los demás para tomar la mejor estrategia posible es totalmente necesario. En el mundo de las ventas tenemos competidores a los que queremos superar, con lo cual tenemos que mirar afuera a ver qué hacen otros y que no me quiten a mí mis clientes…

Y en cuanto a la vida personal… qué decir… La verdad que el juicio ajeno nos importa muchísimo, más de lo que estamos dispuestos a admitir.

Si vamos a un lugar público queremos ser los más guapos, los más estilosos. Nos gusta presumir de una relación de pareja idílica o de niños preciosos y bien educados. Adornamos nuestra casa e invitamos a los demás, presencialmente o a través del escaparate que suponen las redes sociales, a veces con el único objetivo de que sientan envidia. Y qué decir de cuando presumimos de estatus, de títulos académicos, de prosperidad económica…

En definitiva, vivimos en una cultura de la competencia y de la apariencia y esto conduce a esta espiral de compararse y en ocasiones, salir ganando, y otras, salir perdiendo.

Para empezar, empecemos por ver con total claridad y honestidad este comportamiento, en nosotros y en los demás. Y repito: no se origina a los 20 años sino desde que somos niños y venimos a este mundo, buscando la adoración incondicional de mamá y papá y luego (cuando no la recibimos de los primeros) del resto de la humanidad…

 

4. Sobre si la envidia y compararnos con los demás se ve amplificado por las redes sociales.

¿Influyen las redes sociales en estos dos comportamientos? Absolutamente sí.

Para empezar, porque las redes sociales nos dan acceso a muchas más personas que los medios tradicionalmente enfocados en mitificar las vidas de los famosos (como la prensa rosa) y de manera más inmediata. En cualquier momento puede llegar a ti una notificación de un viaje estupendo y maravilloso (desde fuera) que ha hecho alguien de tu entorno o la última adquisición de la influencer de moda.

Algo importante que quiero destacar es que, incluso aunque sepas que el 80% de lo que puedes ver en Instagram está falseado o idealizado, tu inconsciente no lo ve así.

No podemos ser tan ingenuos de pensar que algo no nos afecta emocionalmente porque podemos razonar sobre ello. ¡El inconsciente es mucho más poderoso que la mente racional, mira si no cómo nos influye la publicidad subliminal sin que nos demos cuenta!

Por eso tenemos que ser muy cuidadosos con los estímulos diarios con que alimentamos nuestro cerebro y de esto hablo con detalles en mi último directo de Facebook, te aconsejo echarle un vistazo si este tema te interesa.

Ya que al final no se trata de estar o no estar en redes sociales. Se puede sacar un aprovechamiento óptimo de ellas si ponemos un poco de conciencia, por ejemplo para mí mi muro de Instagram es oro puro, me alegra y me inspira desde primera hora de la mañana, y eso es porque porque lo tengo muy curado.

Te invito a hacer lo mismo: ser selectivo con las personas a las que sigues y les das eso tan preciado que es TU ATENCIÓN.

 

Cómo dejar de sentirte inferior y de compararte con los demás
Guarda en Pinterest

 

5. Consejos para dejar de compararte en las redes sociales

Dicho lo anterior, ¿qué puedes hacer para dejar de compararte con las personas a las que sigues en redes sociales?

En primer lugar, relativizar lo que ves. Una foto expresa exactamente 1 segundo de la realidad. No sabemos qué pasó antes y qué pasará después. Es nuestra imaginación desbocada la que muchas veces añade detalles exagerados sobre lo felices que son esas personas de la foto (igual nos pasa en la realidad, cuando vemos pasar a una persona cualquiera que suscita nuestra envidia y empezamos a fantasear, sin tener ni idea, sobre lo maravillosa que será su vida).

Por ejemplo, en este artículo sobre mi experiencia en un crucero sobre las islas griegas, cuento una anécdota real sobre cómo una foto preciosa ocultaba en realidad un momento nada idílico de agobio y mucho calor. Repito: una foto sólo expresa un segundo de la realidad.

En segundo lugar, se trata de utilizar las redes sociales inteligentemente, para INSPIRARNOS y APRENDER.

Hay muchas personas auténticas que comparten en redes cómo es su realidad desde todos los puntos de vista: las alegrías y las sombras, y en este caso es una gozada seguirlas.

También puede suceder que ver cómo otras personas han triunfado y llevan la vida que quieren te sirva de estímulo para hacer lo mismo. Puedes cambiar la envidia por la admiración y decir: “bien, yo también quiero esto, ¿cómo podría conseguirlo?” y ponerte a ello.

En tercer lugar, los contenidos que consumimos a diario forman una visión determinada de la realidad, esto es algo que ocurre de manera inconsciente.

Si pasamos demasiado tiempo conectados a realities varios, televisión y redes sociales, podemos llegar a tener una visión muy superficial y sesgada de lo que es vivir.

Por ejemplo, creer que el dinero y la fama traen la felicidad; pretender que lujos y experiencias sofisticadas nos hacen felices, cuando en realidad no es así; descuidar el aspecto espiritual u olvidarnos que en la vida hay también dolor, desesperación y muerte.

¿Y si en lugar de mirar sólo la televisión o la pantalla de nuestro móvil salimos afuera, a la calle, a ver la realidad en toda su hermosura y crudeza? En la realidad hay asilos donde muchos ancianos se sienten solos, hay centros de desintoxicación, cárceles, hospitales llenos de moribundos pero hay niños riendo alegremente, personas que se ayudan más allá de lo que es razonable y paisajes que quitan la respiración.

Es más sensato construir una imagen de la realidad compleja a partir de lo que nos rodea que quedarnos con los 4 retazos que nos ofrece el mundo digital.

 

6. Y en general, ¿cómo podemos mejorar nuestra confianza y nuestra autoestima para evitar caer en estas comparaciones negativas y sentirnos a gusto con nosotros mismos?

Es un tema bastante largo (¡y hay muchos libros completísimos al respecto!) pero para empezar, te propongo estos 4 puntos.

1. Referente a la lectura de autores relacionados con la autoestima, yo recomiendo a Nathaniel Branden y su libro “los 6 pilares de la autoestima”. No es un libro ligero de leer porque es muy instructivo, pero si buscas otros libros o vídeos sobre el autor encontrarás ideas muy interesantes. Y si no, acude a tu biblioteca o librería cercana y busca algún libro sobre autoestima y confianza que te llame la atención, como te digo ¡hay cientos! Pero eso sí: no se trata sólo de leer sino de que interiorices y apliques la información que te parezca más relevante.

2. En segundo lugar, una de las cosas para mí más importantes es ser exquisitos con nuestro diálogo interno. Es decir, aprender a hablarnos bien, con firmeza cuando es necesario pero siempre con amabilidad y tono positivo. Las palabras son poderosas, muy poderosas, construyen tu realidad interior y exterior. Si quieres fortalecer tu autoestima, tienes que ser tu mayor apoyo y para esto, empezar por hablarte mejor.

3. En tercer lugar, tenemos que apropiarnos de nuestros logros. Para mí esta palabra es básica: APROPIARNOS. No se trata sólo de “saber” que hemos logrado cosas, sino de vibrar con ello en nuestro interior, tenerlo bien claro, arraigarlo, poseerlo. Posee tus logros. Admírate de lo mucho que has conseguido. Cuando empieces en este bucle de compararte con los demás, que a veces es inevitable, piensa también en qué logros o experiencias valiosas posees y ten presente que eso no te lo puede quitar nadie.

4. Por último, otra forma de incrementar la confianza en uno mismo es conseguir nuestros sueños, aunque sea a través de pasos muy pequeños. Sí, tenemos que probarnos a nosotros mismos que somos capaces de avanzar en la vida, y avanzar a veces es tan sencillo como implementar un hábito nuevo, o hacer una mejora mínima pero que, en el largo plazo, supone un cambio significativo. Rétate a través de pequeños objetivos. Comprométete con un hábito nuevo y sencillo que te haga ver que PUEDES CAMBIAR, que dispones de las herramientas para ello.

 

Si te parecen sensatas y poderosas estas recomendaciones y quieres seguir profundizando en cómo mejor tu autoestima y tu confianza, te recomiendo adquirir mi Masterclass intensiva “superar las 4 actitudes que te impiden desplegar tu potencial“.

Es una serie de vídeos donde te doy una visión más amplia y profunda del origen de la inseguridad y, por supuesto, pautas concretas para sentirte seguro de ti mismo y alcanzar tus propósitos. Tienes toda la información aquí.

 

7. Sobre mis servicios de coaching y tarot terapéutico

Hacia el final de la entrevista, Xavi me pregunta sobre cómo es mi trabajo, cómo en concreto ayudo a las personas a encontrarse a sí mismas y superar sus limitaciones y por qué son para mí tan importantes las palabras: CLARIDAD, CONFIANZA Y PROPÓSITO.

Sobre el significado concreto de estas palabras no lo voy a desarrollar, puedes escucharlo en el audio 😉

Y en cuanto a cómo es mi trabajo, puedes encontrar una explicación detallada de mis servicios y productos en esta página, pero resumiendo:

  • Te recomendaría adquirir mi Masterclass en vídeo si te interesa seguir profundizando en los bloqueos que te impiden brillar y alcanzar tus metas, y encontrar maneras VERDADERAS de superarlos, estrategias probadas y que requieren constancia e introspección, nada de “humo” o milagros.
  • Si lo que necesitas es una sesión única y transformadora para clarificar dónde te encuentras en este momento (es decir, qué te sucede) cuáles son los principales desafíos a los que te enfrentas y definir un propósito claro y prioritario para el futuro, te recomiendo mi consulta de tarot terapéutico. Siempre es aconsejable hacerla, en especial en momentos de transición, pero cerca del día del cumpleaños es aún más especial. 🙂
  • Si lo que buscas es un proceso de acompañamiento por mi parte, entonces te interesarán mis programas más largos. Por ejemplo el programa “Estructurar y Materializar tus objetivos” es un servicio de unos 2-3 meses de duración donde nos enfocamos en conseguir un propósito en concreto, a través del seguimiento diario, analizar bloqueos que pueden estar ocurriendo y de los que no eres consciente  y también tus recursos personales que puedes pasar por alto.
  • Por último, “El camino de vuelta a casa” es mi servicio más completo, basado en una revisión detallada, íntima y profunda de tu historia, desde la infancia, y está dirigido a conectarte con tu verdadero ser, comprender tus miedos y complejos más profundos y empezar a VIVIR de verdad (en vez de a sobrevivir). Ahora mismo no tengo huecos disponibles pero si te interesa, puedes escribirme y preguntar cuándo habría vacantes.

Cualquier otra pregunta, me tienes disponible a través del formulario de contacto.

 

8. Y por último, ¿cuáles son mis frases favoritas para subir la confianza y afrontar cualquier reto?

¡Me encantó esta pregunta!

Creo que es un resumen estupendo de la entrevista y es cierto que cada uno de nosotros tenemos ciertas frases o mantras que nos sirven como guía y, en un momento dado, suponen una dosis extra de motivación.

Te comparto las mías:

1. No digas que no puedes, di que todavía no sabes cómo

Me fascina esta frase porque habla de esa situación tan común de que, en un momento dado, puede que no sepamos cómo salir de una situación conflictiva o peligrosa pero eso no implica que no podamos conseguirlo en el futuro.

Opino que la verdadera autoestima no consiste en aspirar a la perfección o a tener todas las habilidades que necesitamos en la vida, sino entender que somos capaces de conseguirlas.

Saber que podemos superarnos y estar dispuestos a ello, eso es la verdadera confianza.

 

2. Lo importante es estar en camino

Estamos tan obsesionados con llegar a la meta que olvidamos disfrutar y reconocer el valor del camino que estamos transitando.

Es muy fácil desistir de un objetivo ideal a largo plazo si sólo vamos a considerar que lo estamos haciendo bien cuando lleguemos al punto final.

Yo recomiendo siempre, en momentos de desánimo y falta de confianza, mirar atrás y darnos cuenta de lo mucho que ya has superado y avanzado. Aprendamos a valorar ese día en que tuvimos la valentía y la decisión de dar ese primer paso hacia una vida nueva.

 

3. Si yo brillo, haré del mundo un lugar mejor

Y finalmente, creo que es fundamental para tener una autoestima sana el permitirnos destacar en aquello que se nos da bien.

A veces la ponzoña que nos viene al compararnos con otros en redes sociales proviene de que no nos permitimos brillar.

En nombre de una falsa humildad llevamos vidas anodinas, mediocres y escondemos nuestros mayores dones pensando que “qué van a pensar los demás si me siento orgulloso de mí”.

La lástima es que cuando escondemos nuestra genialidad, cuando ocultamos nuestro talento, no estamos haciendo del mundo un lugar mejor, al contrario… Un regalo que no se da no es un regalo para nadie, es un objeto inútil metido en un cajón. Te dejo reflexionando sobre ello.

 

Despedida

¡Y hasta aquí llegamos! Espero que leer esta entrevista o escucharla (puedes hacerlo ahora mismo desde aquí) te aporte inspiración y nuevas ideas para tu vida.

Entender por qué nos comparamos con los demás y qué podemos hacer para no hundirnos por ello es vital en esta época de redes sociales y exceso de información.

Te invito a vivir tu vida que seguro es maravillosa tal y como es, reconocer tus fortalezas, agradecer lo que tienes y que, aquello que no tienes, lo persigas pero sin obsesionarte y sin prisas.

¡Seamos felices!

 

 

Amparo María Millán Ocaña te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por mí como responsable de esta web. Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: gestionar el alta a esta suscripción y remitir boletines periódicos con información y oferta prospectiva de productos o servicios propios y de terceros afiliados.  Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios:  Mailchimp. Ver política de privacidad de Mailchimp.  Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@puedoayudarte.es. Puedes encontar más información sobre Protección de Datos en mi página web, así como consultar mi política de privacidad.

¿Te gustó este artículo?

Recibe los siguientes en tu correo

10 Comentarios

  1. Buenos días 😀 me encantó tu entrevista cómo siempre muy asertera para lo que necesito , tus boletines semanales me están ayudando mucho en la manera de ver la vida . Gracias, gracias,gracias

    • Amparo Millán Responde

      Querida Ramona,
      Me alegro mucho que te haya servido la entrevista y también los boletines semanales. Gracias por hacérmelo saber, un fuerte abrazo!

  2. Me encanta a abrir el correo y leerte, cuando leo las temáticas, me digo caray, esto fue lo que viví esta semana! Que justo viene! Adoro la claridad con la que escribes y la versatilidad de los materiales que compartes. Gracias mil !

    • Amparo Millán Responde

      Bueno Lucía, no sabes las veces que me han dicho eso, que justo el tema del boletín de la semana era algo que estaban experimentando en ese momento, ¡me parece tan curioso, bonitas casualidades! 😀
      Muchas gracias por tus palabras, me alegra mucho que valores estos artículos y boletines <3 Un abrazo!!

  3. Silvia Alfonso Responde

    Hola Amparo. Muchas gracias por tus artículos. Me suelen resonar en mis momentos, y aportar claridad positividad y fuerza!! GRACIAS!!

    • Amparo Millán Responde

      Qué bien Silvia, cuánto me alegro! 🙂
      Claridad, positividad y fuerza, ummmm… la verdad es que me ha gustado mucho esta combinación que has utilizado para describir mis textos… igual la voy a usar a partir de ahora, jajaja.
      Un besote y gracias por comentar!

  4. Hola Amparo. Tus artículos transmiten sinceridad, sensatez, orden y sentido común. Agradezco un montón de veces que formes parte de mi vida. GRACIAS

    • Amparo Millán Responde

      Qué bonitas palabras, Montse, MIL GRACIAS a ti!! <3 <3 <3

  5. Hola Amparo!
    Excelente el articulo me encanta la manera en que trasmites el entusiasmo por todo lo que publicas. Bendiciones. Gracias por estar presente.

  6. Gracias Amparo por tu post, es cierto, lo importante es estar en el camino, pero muchas veces nos empeñamos tanto en ver los resultados que no somos capaces de disfrutar de cada momento, muchos saludos.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.