La productividad personal es una habilidad que nos hace la vida más fácil. Hay muchas definiciones de productividad y en mi caso, ésta consiste en el arte de EMPEZAR y TERMINAR lo que es importante en nuestra vida, lo que tiene un impacto positivo (aunque la tarea sea costosa) y también el cómo balancear con gracia el tiempo de trabajo y el dedicado a la vida personal.

La productividad personal ha sido uno de los temas que, como coach, más me ha preocupado, sobre todo al principio, porque cuando trabajas por tu cuenta tienes que ser exquisito en la gestión del tiempo y la energía.

Es tan fácil caer en los excesos: de trabajo, de postergación, de aficiones que acaban estresando, de tareas inútiles para no enfrentarte a lo importante que te da miedo

He leído bastante sobre productividad, he practicado con muchas estrategias y lo más importante que he aprendido en este tiempo son dos cosas:

  1. Que la productividad es un hábito que fluctúa con el tiempo. No siempre tenemos la misma disciplina, fuerza de voluntad o capacidad organizativa y no pasa nada. Hay temporadas más productivas y temporadas menos.
  2. Que la productividad se compone de pequeños hábitos DIARIOS, como la limpieza de la casa o la higiene personal, que se fortalecen cuanto más los practiquemos y que, de vez en cuando, requerirán o grandes cambios o pequeños ajustes.

Hay muchos métodos para ser más productivos y muchas visiones sobre lo que conviene o no hacer, según la personalidad y modo de vida de cada autor. Es decir:

No existe una ÚNICA MANERA, ideal y para todo el mundo, de esa cosa difícil que es administrar el tiempo y la energía vital.

 

Cada cual, según sus preferencias, sus circunstancias e incluso el momento vital en que se encuentra, se sentirá más inclinado a utilizar unas estrategias u otras. Por ello, te presento a continuación diez artículos útiles sobre productividad, todos diferentes entre ellos, para que al final saques tus propias conclusiones y diseñes tu propio método.

Comentaré también, brevemente, por qué he elegido ese artículo y lo que me ha aportado. Sé que me dejo muchísimos artículos relevantes en el tintero… Así que te invito a que los dejes en el espacio de comentarios, y así nos enriquecen a todos

Vamos con la lista

 

10 artículos para pensar y practicar sobre el tema de la productividad

Mejorar productividad personal

 

1. 10 claves para gestionar mejor el tiempo (y no perderlo tontamente)

Leer aquí. En clave de humor, aquí tienes diez recomendaciones para pasar de ser «personas caóticas y desorganizadas» a personas «metódicas y organizadas». Me gustó este artículo porque es completo, realista, escrito en primera persona y sin recomendaciones complicadas. Además, hace hincapié en una cosa que es fundamental y que en estos tiempos de «hemisferio derecho» nos gusta poco llamar por su nombre: la fuerza de voluntad. Para mí la voluntad también se llama autodisciplina y la considero una cualidad tan importante como la creatividad.

Me quedo con esta frase del texto que sé que resonará mucho los lectores agobiados con la culpa de no cumplir todas las tareas:

Si un día no puedes acabar todas las tareas de esas listas interminables que solemos hacernos en ese estado de euforia energética matutina… pues no pasa nada. En serio, el mundo no se acaba y mañana vuelve a salir el sol. ¡Palabra!»  (10 claves para gestionar mejor el tiempo (y no perderlo tontamente)

 

2. 5 detalles productivos que la mayoría de la gente no cuida

Leer aquí. Berto Pena es uno de los gurús españoles de la productividad y utilizo el término gurú con todo respeto y admiración, ya que se dedica a enseñar a otros lo que él ha aprendido tras horas de estudios, esfuerzos y errores de los que aprender. Su blog Think Wasabi, que llevo leyendo desde hace años, contiene recursos gratuitos y de pago sobre organización y gestión del tiempo.

De todos sus artículos he elegido compartir este, aun sin ser de los más relevantes, porque lo leí hace poquito y porque habla de cosas súper sencillas y básicas en las que a veces no reparamos por su carácter tan «obvio». Algo así como «los 5 básicos olvidados» de una vida más productiva en las que apoyar el resto de estrategias. Destaco esta idea que sé que va a resonar contigo SEGURO:

El sucedáneo de descanso y desconexión que practican muchos no vale para nada. Ese «voy a descansar» pero sigo con el puñetero móvil en la mano, sobando la pantallita, chequeando cosas y respondiendo a otras, solo contribuye a quitarte de forma silenciosa algo que cada vez necesitas más. (5 detalles productivos que la mayoría de la gente no cuida)

 

3. No olvides los pasos para abordar las obligaciones más difíciles

Leer aquí. A este blog («No quiero otro pijama«) le tengo muchísimo cariño porque fue el primero que leí de cabo a rabo en términos de minimalismo (you know, la filosofía detrás del «menos es más«) y no he parado de recomendarlo desde entonces.

Su autora anda un poco desaparecida de las redes, pero desde aquí le agradezco de corazón su forma sencilla e intimista de compartir reflexiones de todo tipo. He pasado muy buenos ratos leyendo sus artículos. Aquí os muestro uno sobre cómo abordar las tareas que nos cuestan mucho trabajo, pero que no tenemos más remedio que hacer. Resulta que la clave para parar la procrastinación de esas tareas incómodas la tiene Leo Babauta y no es ni más ni menos que… LA ATENCIÓN.

La consciencia es todo contra la procrastinación. El asunto principal no es encontrar soluciones a la procrastinación—es el ser consciente de lo que está pasando.

[…] Y el problema no es solo ser consciente de lo que pasa—es recordar que hay que estar atento. Este recordatorio es la base de la atención plena. Demasiado a menudo, olvidamos ser conscientes.

(No olvides los pasos para abordar las obligaciones más difíciles)

 

Este es el primero de una serie de tres artículos y te recomiendo leer los tres (no te dejes el tercero porque es el mejor, la autora explica qué cosas concretas ha hecho ella para vencer al «monstruo de la procrastinación» con atención y respeto hacia sí misma)

 

4. GTD: La clave de la productividad

Leer aquí. Este artículo de Inma Torres va más allá de la mera productividad en una tarea, para hablar del sistema de organización más conocido a nivel mundial: el Getting Things Done (GTD) de David Allen. «Getting qué???» tal vez te preguntes, en palabras de la autora del artículo:

GTD es un método destinado a descargar de tu mente todos aquellas tareas, citas, proyectos, cosas, que ocupan y preocupan a nuestra persona de forma innecesaria, ubicándolos en un sistema que se debe revisar periódicamente […[ y evitar que todos estos detalles vuelvan a ocupar nuestra mente.[…]

Para mí lo más interesante del método es la perspectiva que da, y cómo interconecta el quehacer de tu día a día con tus objetivos, tu visión y tu propósito en la vida. (GTD: cómo aplicarlo)

Es decir, el sistema GTD es un sistema de organización ordenado, eficaz y con resultado contrastados. Se compone de tareas como recopilar información, procesarla, organizarla, hacer revisiones periódicas y por supuesto, actuar. La serie de artículos que escribe Inma sobre GTD son un excelente punto de partida para todas las personas que quieran saber y poner en práctica el método (sin leer completo el libro de David Allen)

 

5. Mis 7 trucos infalibles para mantener tu foco y ser súper productivo

Leer ahora: Esta recomendación va en formato vídeo, lo cual sé que encantará muchas personas. En poco más de cinco minutos, Mónica Fusté nos da siete claves para ser más eficientes en el trabajo, es decir, hacer más en menos tiempo.

Me parecen siete consejos muy acertados y que no son difíciles de llevar a cabo. Me quedo con dos especialmente: 1) el tener los objetivos POR ESCRITO (que parece una tontería, pero supone una gran diferencia respecto a guardar nuestras metas sólo en la mente) y 2) agrupar las tareas similares porque ahorra un montón de tiempo. ¡No te pierdas el vídeo completo!

 

10 lecturas sobre productividad, organización y gestión del tiempo
Guardar en Pinterest

 

6. 20 detalles para ser ultra productiva

Leer ahora: Si lo que buscas es mejorar tu productividad y organización a nivel general, no sólo en el trabajo, aquí tienes este artículo de Sara con nada más y nada menos que veinte maneras para aprovechar mejor el tiempo. Ella las ha probado todas y le funcionan, así que alguna encontrarás para ti.

De todas las ideas, he empezado por aplicar esta y he de decir que la aplicación me encanta, no sólo porque soy más productiva sino porque es una manera de guardar aquellas lecturas que me han inspirado (aparte de Pinterest, claro está 😉 )

Pocket: si fuera por mi me tiraría el día leyendo artículos y posts que voy encontrando por Internet, la tentación esta ahí, y es mejor cortarla si no quieres que el día se te vaya en el Huffington post. Para ello, mi navegador tiene la pestaña de la aplicación Pocket y en cuanto encuentro algo interesante lo guardo y lo leo luego, en el metro, en la sala de espera del médico… (20 detalles para ser ultraproductiva)

 

7. Una tarea al día. Nada más

Leer ahora. Un texto que invita a la reflexión sobre por qué, lo que es especialmente importante para nosotros, lo que marcaría una diferencia en nuestra vida si lo hiciéramos todos los días, no ocupa el lugar prioritario que merece. Me gusta mucho el estilo introspectivo, y a la vez crudo, del autor. Resalto esta parte del texto:

La realidad es que en una gran mayoría empleamos nuestro tiempo en cosas que no tienen ninguna relevancia, que no nos llevan a ningún sitio.

Luego nos quejamos de que no avanzamos, de que no “logramos nuestros objetivos”. ¿De quién es la culpa? Sí, vale, “la vida”, “la sociedad”, y todas sus “obligaciones” (¿lo son, o dejamos que lo sean?) pueden robarnos mucho tiempo.

¿Pero de verdad no somos capaces de dedicar una puta hora de nuestro día a hacer algo significativo, una de esas tareas clave que nos hagan de verdad avanzar? (Una tarea al día. Nada más)

No sé a ti, pero esta frase me impactó y me quedé pensando en todo el tiempo que malgastamos en cosas que no nos llevan a alcanzar nuestros sueños… ¿En tu caso también es así?

 

8. Cómo sacar tiempo para lo que de verdad te importa

Leer ahora. Este es uno de los últimos artículos que he leído sobre gestión del tiempo y.. me dejó muy pensativa. Es una verdad como un tiemplo que siempre tenemos tiempo para lo que nosotros consideramos una prioridad.

Al margen de nuestro sistema de productividad, de lo ocupados que estemos, de nuestro cansancio, etc. a quien le gusta ver el fútbol siempre encuentra un rato para ver un partido; quien adora leer le roba horas al sueño para terminar su novela favorita; y quien disfruta de las plantas se pasa horas los domingos cavando en la tierra aun a riesgo de dejar la ropa sin tender.

Me gusta mucho la pregunta que plantea Aida al final del artículo (no te la desvelo, te invito a que lo leas) y además, me quedo con esta frase

Cuando algo me encanta y para mi es primordial, no tengo que plantearme sacar tiempo. Lo tengo y punto. (Cómo sacar tiempo para lo que de verdad te importa)

 

9. Ayuda, ¡estoy bloqueada! – No termino las cosas que empiezo

Leer ahora. Un hábito que nos descoloca los planes y, además, nos hace sentir una culpabilidad tremenda es el de dejar las cosas a medias. No pasa nada si lo hacemos de vez en cuando pero de forma habitual es un problema. En el artículo que te señalo, Eva nos señala no sólo las causas, sino también 7 posibles soluciones para terminar lo que empezamos.

En lo personal, me siento muy identificada con la causa 2 que te pongo a continuación. Asumir que es normal que la «chispa» de un proyecto varíe con el tiempo, hace que yo sea más realista a la hora de plantearme nuevos objetivos. Y además, trato de esforzarme a acabar algo aunque no me apetezca, ¡la productividad también es madurez, señores!

Nos volvemos adictas a la primera fase del proyecto, la bonita, la llena de ilusiones.

¿Conoces a alguna persona que siempre va saltando de una pareja a otra tras sólo unos meses de relación? Pues seguramente le ocurra lo mismo.

No queremos caer en la rutina, llegar a la parte aburrida, así que preferimos dejarlo en este punto y buscar un nuevo proyecto que nos haga mantenernos en la ilusión de comenzar algo nuevo. (Ayuda, ¡estoy bloqueada! – No termino las cosas que empiezo)

 

10. Qué hacer cuando te sientes apático total

Finalmente, no puedo dejar de recomendarte un artículo que escribí ya hace un par de años sobre esos «días apáticos». Todos tenemos momentos, o temporadas, en las que nos falta energía o estamos, cómo diría… «con un aire disperso«. Típicos días en que quieres estudiar y sin embargo acabas redecorando el salón, o postergas un informe para limpiar baldosa a baldosa el suelo de la cocina… ¿Te suena?

Pues bien, ¿y por qué no, de vez en cuando, le damos aire a esa dispersión? ¿Por qué no aprovechamos la energía libre y creativa que traen estos días en que no nos apetece hacer algo enfocado, sino tareas más lúdicas o sencillas? Como digo en el artículo:

Respetemos nuestros ritmos, no siempre podemos estar a tope.

No se trata de convertir los días apáticos en la tónica general (si generalmente te sientes así, es un problema y tendrás que buscar una solución) pero sí hemos de tratar de asumirlos y entenderlos cuanto aparezcan. (Qué hacer cuando te sientas apático total)

 

Mejorar tu productividad en la práctica (y no sólo en la teoría): sugerencia de acción

Con este artículo no pretendo que te «empaches» de teoría de gestión del tiempo y productividad, sino que realmente cambies tu vida A MEJOR aplicando pequeños hábitos. Para eso te sugiero el siguiente plan de acción:

1. Lee uno, cinco o todos los artículos que he listado más arriba. Bucea por los blogs de los autores, buscando pistas y trucos que te inspiren. En todo momento, ten una libreta o un documento de texto al lado.

2. En ese documento irás anotando las cosas que ESPECIALMENTE te llamen la atención, te sirvan o puedas empezar a implementar a partir de ahora.

3. De todo lo que anotes, selecciona las 10 cosas que más te hayan impactado, que pueden ser consejos, preguntas, estrategias concretas o reflexiones generales. Reescríbelas y hazlas tuyas. Modifícalas para que encajen con tu vida, tus hábitos y tu forma de pensar.

4.Finalmente, proponte empezar a experimentar con una de esas 10 cosas, dándote la libertad para equivocarte, hacerlo mal y cambiar ese truco/frase/reflexión si no funciona para ti.

 

La productividad personal es un aspecto de la vida donde tenemos que buscar mucho, poner en práctica y luego depurar y quedarnos SÓLO con lo que nos funciona.

Mi objetivo al escribir este artículo no ha sido, ni de lejos, animarte que sigas todos y cada uno de los métodos propuestos por cada autor. Lo que sí te sugiero es leer los textos que te gusten con atención, entresacar las frases que te hacen clic y adaptarlas a tu vida.

Creo que la gestión del tiempo y la energía, que es de lo que se ocupa la productividad personal, es un ARTE que, como cualquier otro, se aprende a base de atención, entrenamiento diario y paciencia. Yo llevo en ese camino unos cuantos años, y me alegro de haberlo comenzado. ¿Lo harás tú también?

 


Créditos de las imágenes (en orden de aparición):

Corinne Kutz

rawpixel.com

Farrel Nobel

Amparo María Millán Ocaña te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por mí como responsable de esta web. Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: gestionar el alta a esta suscripción y remitir boletines periódicos con información y oferta prospectiva de productos o servicios propios y de terceros afiliados.  Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios:  Mailchimp. Ver política de privacidad de Mailchimp.  Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@puedoayudarte.es. Puedes encontar más información sobre Protección de Datos en mi página web, así como consultar mi política de privacidad.

¿Te gustó este artículo?

Recibe los siguientes en tu correo

2 Comentarios

  1. Luisa Fernanda García Guerra Responde

    Amparo, que maravilloso artículo. Gracias!! Lo leí completo y me sentí identificada. Ya tomé nota de los 10 artículos y voy a ponerme en la tarea de irlos leyendo, uno por uno; porque si pienso en leerlos todo de una vez seguro diré….que no tengo tiempo!! La realidad es que sí sacamos tiempo para lo que realmente queremos y mucho de ese tiempo se pierde haciendo cosas que no nos llenan (como revisar redes sociales e internet dos o tres horas al día). Sé que este artículo me ayudará por fin a centrarme y tomar las riendas de mi tiempo, me ayudará a organizarme mejor.

    Es maravilloso ver como mujeres de lugares tan distantes (yo vivo en Medellín, Colombia) nos sentimos identificadas con las mismas cosas. Gracias por tus artículos llenos de contenido importante para nosotras.

    • Amparo Millán Responde

      Hola Luisa, muchas gracias por tu amable comentario.
      Me gusta eso que dices, de que personas de países tan lejanos y diferentes, tengamos los mismos problemas… en este caso en torno a la gestión del tiempo. Quizás es que todos somos más parecidos de lo que pensamos, todos somos «aprendices» en la vida y tenemos que mejorar muchas cosas a nivel personal y profesional, ¡qué loco es vernos tan diferentes! ¿no?
      Ojalá alguno de esos artículos sobre productividad te sirva. Pero lo más importante, siempre, es lo que al final LLEVES A CABO, lo que encaje con la persona que eres y con tus circunstancias, las que sean. Un abrazo!

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.