A muchas personas les atormenta esta pregunta ¿Por qué (en teoría) tengo todo lo necesario para ser feliz y no lo soy, me siento insatisfecho?
¿De dónde viene mi sensación de vacío?
¿Por qué siento que me falta algo cuando en teoría no debería quejarme y sí sentirme agradecido?

En este episodio, que será el primero de una serie dedicada a la INSATISFACCIÓN, vamos a profundizar en estas sensaciones.

¡Dale al Play! 🙂

 

(Algunas notas sobre este episodio)

En primer lugar, ¿estas seguro de que eso de «lo tengo todo para ser feliz es cierto?

Desde mi humilde opinión, esa creencia de  que lo tienes todo no es exacta.

Sí, seguramente tienes, al igual que la mayoría de nosotros, muchas cosas materiales pero estoy convencida de que te faltan una serie de necesidades que justifican ese sentimiento de vacío o insatisfacción.

Ese es el primer mensaje importante que quiero compartir: sentirte insatisfecho suele ser LEGÍTIMO, porque expresa una necesidad vital e importante que no estás atendiendo.

Y por mucho que en esa sociedad materialista repitamos cosas como que «somos afortunados» por tener trabajo, casa, coche, comida, dinero, tecnología, entretenimiento, etcétera, etcétera, la verdad es que como seres humanos necesitamos mucho más…

Concretamente, la insatisfacción puede venir por la falta de alguna de estas 6 cosas que cito a continuación.

El motivo por el que te sientes insatisfecho - podcast
Guardar en Pinterest

 

Si te sientes insatisfecho, puede ser porque te falta…

1. Tiempo libre

El tiempo libre y no pautado se ha convertido en el «nuevo lujo» del siglo XXI, qué curioso ¿verdad?

Casi nadie dispone de un par de horas al día (no digamos más) que no estén llenas de antemano con obligaciones, trabajo o alguna actividad de ocio pero que tiene que ser en ese horario específico.

Yo me pregunto ¿Puede uno sentirse pleno y satisfecho si va todo el día estresado, corriendo de un lado para el otro y pensando básicamente sólo en el trabajo?

Nuestro sentimiento entonces, como dije antes, tiene su razón de ser…

 

2. Libertad

¿Realmente te permites mostrarte como eres? ¿O escondes aspectos de tu ser que serían rechazados?

Ya escribí en un artículo hace tiempo que pagamos un precio muy alto por no ser nosotros mismos.

Si tienes salud, gente, casa, cachivaches pero no te sientes LIBRE de ser quien eres y desplegar todo tu potencial, serás un esclavo dentro de una jaula de oro…

 

3. Amistades de verdad y relaciones importantes con las personas que viven cerca tuyo

La soledad es uno de los venenos de esta mal llamada «sociedad del bienestar» (a mí me parece un cinismo llamar «sociedad del bienestar» a una forma de vida donde tantísimos ancianos mueren solos… madre mía qué desgracia) y no hay circunstancias exteriores que puedan atenuarla si existe.

Por lo tanto haz caso a tu sentimiento de vacío e insatisfacción si éste indica que no tienes la compañía que realmente necesitas.

 

4. Comprensión, cariño y cuidados

En el podcast hago una reflexión en torno a cómo afecta la falta de cuidados a los niños y adolescentes y lo perverso (y estúpido) que resulta decirles cosas como «eres un ingrato, no sé de qué te quejas, te lo he dado todo» cuando quizás no les estamos proveyendo de lo más importante: respeto, presencia física y comprensión.

Los niños no necesitan juguetes sino amigos. No necesitan dulces sino unos padres amorosos y presentes que cocinen con ellos (entre otras cosas). Los jóvenes no necesitan otro juego electrónico sino tener libertad y conversaciones sinceras con personas adultas que les permitan sacar afuera su inseguridad, sus deseos o sus problemas.

Difícilmente puedes dejar de sentirte insatisfecho si te falta este tipo de relaciones.

 

5. Ilusión por la vida

Sin esta ilusión o un sentido de propósito es lógico que nos levantemos desmotivados. En nuestra búsqueda por la seguridad podemos habernos metido en una vida monótona que no deja espacio para la improvisación o la aventura.

Puede haber personas que, con un trabajo menos cualificado, menos dinero o más precariedad vivan sin embargo mucho más satisfechos que nosotros porque se levantan con este ingrediente esencial: ilusión y alegría de vivir y encarar un nuevo día.

 

6. Paz interior o un aliado dentro de nosotros

Todas las cosas materiales del mundo no sirven para compensar el tener un infierno dentro de nuestra cabeza.

Te pueden faltar muchas cosas que si te sientes bien contigo mismo, eres un aliado para ti y has conseguido crear un remanso de paz en tu interior, no sentirás ese sentimiento de vacío tan desagradable.

Y viceversa…

Te aconsejo empezar a cambiar tu mentalidad y empezar un camino de descubrimiento personal si ser tu enemigo es el motivo de sentirte insatisfecho, porque si te sigues centrando en el exterior pero no modificas el interior, esos cambios no valdrán la pena.

 

Una pregunta poderosa para dejar de sentirte insatisfecho

Después de esta reflexión sobre por qué «no lo tienes todo» (aunque creas que sí) te propongo una pregunta poderosa para empezar a indagar en tu sentimiento de insatisfacción que es la siguiente:

¿Qué necesito?

Puedes leer el análisis que hice sobre esta pregunta en el siguiente artículo de mi blog: Una pregunta sencilla que lo cambia todo: ¿Qué necesito?

 

Espero que estas reflexiones te inviten a dar VALIDEZ a tus sentimientos en vez de rechazarlos, porque los sentimientos siempre nacen para ser escuchados.

Y después de estas notas, te invito a escuchar el audio completo haciendo clic en el cuadro que aparece arriba o escuchándolo desde aquí (enlace de iVoox)

Si te gustó, puedes suscribirte a mi canal y no perderte ninguno de los próximos episodios.

¡Gracias y hasta pronto!

 

Amparo María Millán Ocaña te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por mí como responsable de esta web. Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: gestionar el alta a esta suscripción y remitir boletines periódicos con información y oferta prospectiva de productos o servicios propios y de terceros afiliados.  Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios:  Mailchimp. Ver política de privacidad de Mailchimp.  Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@puedoayudarte.es. Puedes encontar más información sobre Protección de Datos en mi página web, así como consultar mi política de privacidad.

¿Te gustó este artículo?

Recibe los siguientes en tu correo

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.